Buscar este blog

Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

jueves, 23 de septiembre de 2010

Deshora


Son las…
Deshora sin hora
destiempo sin tiempo
segundo que calla
encallado en silencios.

Y vuelo sin alas
vuelvo a las andadas;
presiento
el claustro inminente
demente
demasiado paciente.

Un grillo le canta
a una cigarra
que encanta a las nubes
y llueve
de nuevo
mis lágrimas frescas
tus lágrimas tersas
envueltas en brisas
y olor de jazmines.

No hay querubines
No hay serafines
Si hay picaflores
¿soy uno tal vez?

Las flores marchitan
los días oscurecen
las noches curtidas
están por caléndulas
Me sangra la aurora
Me sangra el ocaso
Me sangra el romance
que muere en demora
a tarda deshora
deshora sin hora
destiempo sin tiempo
segundo que calla
encallado en silencios

Son las…
¡Qué importa!

lunes, 20 de septiembre de 2010

Delirios


Murmullo de soles en mundos descuidados
me llegan a las sombras del silencio inequívoco
como esquirlas florecidas en las llagas de soldados...

Un clamor de senderos solitarios
trasciende los valles y las cimas
y roba las fósiles coronas
de trilobites ancestrales...

Hay arena en los desiertos
tanta arena cubriendo espejismos y señuelos
tanta arena consumiendo el letargo de los tiempos

Y el cemento se concreta en el concreto
de fastuosos rascacielos que rascan las entrañas de las nubes
sin piedad y sin clemencia
sin pudor, sin  indulgencia
mientras las arenas llueven
-literalmente-
sobre las urbes de ciudades
desquiciadas y neuróticas.

Y yo cierro mis ojos
y concilio el sueño
¡por ahora!

sábado, 18 de septiembre de 2010

Fuera de mi

Alienado
de mí mismo.
Alejado
de mi piel.
Desertado
de mis sueños.
Extraviado
con mi ayer.

Alienado
de mi vida.
Olvidado
por mi sien.
Deambulado
por mil calles
que; aceradas,
me alejan y me alejan
de las órbitas seguras
de mi cuerpo y de mi alma y de mi ser...

Melancolía


Por la yegua alazana que yace aletargada
-y espera simplemente mis plácidas sonrisas-
es que el tiempo se detiene con sus coces y sus prisas
melancólica presencia, destructiva y acerada…

Por briosa, irreverente, nostálgica y airada
el pánico se irrumpe, el miedo se divisa
y es que mi alma se atormenta pues; tornándose sumisa,
se le esconde y se repliega de esa potra acalorada.

Letanías que regresan


Letanías que regresan
en los brazos del silencio
no son cuitas ni lamentos
son nostalgias, remembranzas
que acarician las andanzas
del presente y del futuro.

Lluvia


Grises nubes sobre suelos grises...
Llanto atmosférico sanguinario
descendiendo desde las hondas heridas
de nimbo estratos lastimados.
¿Qué desalmada deidad
ha estocado con su espada impertinente
ese azul maravilloso del recuerdo celeste?

Nubes grises sobre grises calles...
Sollozo estelar y sangriento
cayendo gota a gota desde las cicatrices
de cúmulo nimbos lacerados.
¡Y el celeste se me esconde!
¡Y se nubla mi consciencia!
Una vez más

Recuerdos en letargo


Silencios que apuñalan
recuerdos en letargo.
Recuerdos que enajenan
sus viejos firmamentos
sangrando gota a gota
sus lágrimas de novas.


Silencios taciturnos

desmiembran sus galaxias
destrozan sus estrellas
lapidan el rocío
de lunas y de huellas
envuelven en tinieblas
los soles, las montañas,
las pinedas, los zarzales
y los mares que se secan
despoblando de alegrías
sus hórridos lamentos.

Rip Van Winkle


Quisiera convertirme en Rip Van Winkle
y dormir el resto de mi vida
muy lejos del barullo cotidiano
clavado tiernamente en mi  colchón
 fundido en el mimo de mi almohada.

Quisiera convertirme en Rip Van Winkle
pues no logro vencer esta apatía
que es desgano y más desgano y más desgano
y es silencio y es bullicio y es tortura
queriéndome implotar ojos adentro.

Quisiera convertirme en Rip Van Winkle
y salir de este cuerpo carcelero
desatarme de los cueros y las pieles
y volar más allá del Universo
disfrutando del abrazo de La Nada...

Un gato azul


Un gato azul entre las nubes
se diluye en gotas de agua
y se desploma contingente
hasta mis ojos centinelas
mientras muerden tu sonrisa
-alejada y festiva-
de gacela danzarina
en los brazos de otro hombre.

Mis ojos muerden tu sonrisa

y ni siquiera te das cuenta...

Vacíos despoblados


Vacíos despoblados
de ecos que se han ido
y tiempos que se enredan
con ramas de indigencia
y amores desposeídos

 Olvidos y espasmos
flotando entre brisas
sobre olas oceánicas
de soledades equívocas
Ecos de almas
de almas novicias
que paren silencios
y lloran caricias

Almas confusas
buscando tinieblas
inventan las luces
estancias serenas
se cuelan por rumbos
de amores eternos
segundo a segundo
tormento a tormento
dolores que gimen
su  triste lamento
caricias que sanan
con goces del viento

Viscisitudes


Viscicitudes
Clandestinas
Subversivas
Despiadadas
Cariñosas
Elocuentes
Silenciosas

Son clamores de alboradas
que se vuelcan sobre ocasos;
son ocasos inerciales
que descienden sobre plumas
de gaviotas malheridas.

Son gotitas de rocío
cuando empañan las mejillas
y sonidos de campanas
cuando inundan las sonrisas.
Son llameantes fogaradas
parturientas de Universos
son moléculas vibrantes
persiguiéndose entre sueños.

Son señuelos, son señales, son siluetas
impalpables deslindando nuestros versos.
Son verdades que se juzgan y mentiras silenciadas
-la penumbra yace inerte y las luces se atenúan-
Son perdones exigidos, son perdones mendigados
y suspiros sin aliento  y denuedos sin suspiros.

Viscicitudes
montaraces y rebeldes,
liberadas, sometidas,
enlazadas, desunidas
-ideales, componendas-
reparadas y destruidas…

Nuevas letanías


De tus ojos nace un río
de miradas seductoras
y de besos jamás dados
a la espera de la aurora

Y el río fluye hacia un océano
de caricias olvidadas
de silencios necesarios
de dolores taciturnos
y de gritos despiadados.

Y la luna teje los señuelos
y la vida duerme boca abajo
y la noche se derrama
sobre el diurno quehacer
y no quedan sino sombras
a la espera de otro adiós
que fabrique más recuerdos
de nuevas letanías.

Dueño soy


Dueño soy de tus ausencias
y de tus sueños de golondrina
¿migrarías a mi lado con tus inviernos?
Llueve tras la mirada
y se nublan mis sonrisas
y se visten mis silencios
con otoños cenicientos
de tus lejanos recuerdos
avatares de otros tiempos
con despejadas bóvedas celestes
y cuentos de venados
y sueños de cascadas.

Desquiciado y patético


Desquiciado y patético
arremolinado en vorágine vertiginosa
así está mi ánimo
consumido por sus propias entrañas
escupido por sus ojos
alienado de sí mismo
como una mutación tardía y febril.

En conclusión

creo que la sertralina
está surtiendo efecto
¿psicodélico?
Estoy mareado
voy a dormitar un rato

Haber Amado


De la más alta euforia
a las simas melancólicas
de la tristeza apática y desleal.
Desde el conflicto beligerante
hasta la paz serenante
que alegra la existencia.
Desde el Shangrilá orgásmico
hasta el Hades desconfiado y receloso.
Montaña Rusa
Sube y baja
carrusel
risas y sonrisas
llantos y lamentos
y aún así
es mejor haber amado un instante
que no haberlo hecho nunca...

Cuando este cuerpo al fin se haga polvo


Cuando este cuerpo al fin se haga polvo
el mundo seguirá girando,
la noche estrellada seguirá bautizando
los romances en las plazas
el Astro Rey seguirá calentando el asfalto
en que juegan los niños con sus metras
y se oirán risas
y se oirán llantos
y no estaré ya
para compartir todo eso

Besos disparados


Besos disparados
desde la cruel distancia
se anidan cual palomas
en mi pecho palomar
y el amor se cuela sigiloso
tras las rendijas de la noche
y me llega benévolo
sereno, apaciguado
como potro domado
listo para llevarnos
a parajes imposibles
en mundos de ensueño.

Y en mis ansias te evoco
y en mis sueños te encuentro:
Angelina poderosa
de mi antiguo amanecer
ya te adueñas sigilosa
de este tardo atardecer
devolviéndole a mi vida
alegrías de mi ayer…