Buscar este blog

Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

sábado, 30 de octubre de 2010

Duele que te duele

Duele en el pecho duele
duele en el alma duele
duele el leer tus versos
que desangran esa pluma fabulosa
con kilómetros de tinta bendecida
y no queda ni una gota para mi.

Duele en la mano duele
duele en el ojo duele
duele el suspiro amargo
cuando te observo alegre 
y tu sonrisa bella
no se dirige a mi.

Duele el saberte viva
duele el saberte amada
cuando los besos tuyos
no duermen en mi almohada

miércoles, 27 de octubre de 2010

Sin Palabras

Sin palabras te amo más y más que nunca
sin palabras se desnuda el sentimiento
sin palabras rectifican los laureles
sus destinos olvidados por los vientos.

Una seña bastaría para amarte
una seña desatando los tornados
una seña, estampida de huracanes
una seña, solo una...
una espina y un descarte

Un enjambre de siluetas coralinas
se despide de las olas de la mar
y un cardumen de pirañas asesinas
se me acerca despiadado sin mirar
son deseos circuncisos y abnegados
son las muertes putrefactas del olvido

No me olvides, no recuerdes que me olvidas
no te alejes sin que el círculo se cierre
no te vayas si no vas a regresar...

Sin palabras me dejaste dulcemente
como el ave que abandona su nidal
y no vuelve, ya no vuelve nunca más

Arenas de Destiempo

Aún es temprano para tinieblas
y sin embargo nos envuelven
aún es tarde para mensurar segundos
y aún así nos alcanzan

Y las sombras vomitan sombríos secretos
y los soles encienden furiosos incendios
y las nubes descomponen sus silencios
en tormentas sin control y sin memoria.

Las neuronas desconectan cada verso
y la palabra ya se ahoga en las gargantas
de los caños, de los ríos, de los mares
que evaporan elevando hasta el cielo
el rocío de las cándidas mejillas
con rubor de vergüenza y desconsuelo:
el rubor de una noche cincelada
en el mármol y el granito de las almas...

Niña linda; qué decir de los suspiros,
de los goces arrancados por el viento,
de las hojas devoradas por los cierzos,
de jadeos indecibles que murieron
en mi boca segregada de tus besos
en mis manos que reclaman tu regreso
en mi piel de abstinencias y de yesos
que no cesa de evocar esas caricias
que se hundieron en arenas movedizas;
las arenas movedizas del destiempo

lunes, 25 de octubre de 2010

No Estás

Te invoco como un ídolo a su piedra
y te persigo entre monzones descosidos
entre tsunamis agresivos
y famélicos volcanes

¡Nunca te hallo!

No estás bajo las luciérnagas nocturnas
haciendo días de las noches como hicieras cuando estabas
No estás sobre las cálidas dunas
pariendo tus oasis de palmeras y arroyuelos y gramíneas
No estás dentro de las cuevas oscuras
blandiendo las linternas de tus ojos matutinos
no estás...no estás y requiero tu aliento;
necesito tu energía solidaria
necesito tu pelágica presencia
necesito esa sonrisa sempiterna
que me alegra y me conquista y me serena
cada vez que desquito este destino
que ha condenado mi existencia
con tu ausencia...

domingo, 24 de octubre de 2010

Poemas que re-escriben mis congojas

Escribo poemas que se escriben a si mismos
y re-escriben mis congojas escribiendo sus estrofas
en el alma pueblerina de una niña muy risueña
es la niña de tus ojos en lapislázuli encajada
como  estática marea,
como playa sin oleaje,
como invierno sin helada
como alba sin rocío...

¿es que acaso no me sientes?
¿es que acaso no sientes los dolores de la ausencia?
¿tan lejana es la distancia
que te aparta de mis manos;
que no puedes ni sentir las caricias de mi alma?

Todo el mundo te recuerda
cuando evoca tus caprichos
en sus cándidas,  bucólicas
onomatopeyas
en sus salobres y ecuóreas
armonías de pleamares.

Todo ruido es remembranza de tu risa
toda lluvia es memoria de tu llanto
todo trino, todo aullido, los maullares y silbidos
todo todo  me tortura, me apuñala, me degüella
si no estás junto a mi huerta.

¿Qué es el mundo sin la luz de tu silueta?
Una jaula, un establo,
una cárcel prisionera
de sus propios barrotes
nada más que un desierto
en un páramo olvidado.
Con el frío de cobija
yo me acuesto
si no estás ya a mi lado

jueves, 21 de octubre de 2010

Huérfana de Afecto

Huérfana de afecto,
sin caricias y sin besos
sin cosquillas ni sonrisas
sin amor sin condición

Huérfana de afecto
dolorida y asustada
abatida y renegada
tristemente acongojada
y tan sola y solitaria:
deja ya los sufrimientos
apoyándote en mi hombría
usa mi hombro de pañuelo
llora y llora y desahoga
esas ganas de morirte
y luego ríete del llanto
que te ha ya quitado tanto
y sonríele a la vida
con la hermosa bienvenida
que da el niño a su papá
cuando vuelve al dulce hogar.

Huérfana de afecto
despedaza tu dolor
y sonríele al amor
y preguntas gimoteando
-¿A quién puedo yo amar
si a mi nadie ya me quiere?

Al Amor puedes amar
Enamórate del Amor
que jamás defraudará
esos nobles sentimientos
que requieren adopción...

martes, 19 de octubre de 2010

Barco Fantasma

Navegando taciturno en tus ausencias
re-descubro los canales de tus golfos
reencuentro las orillas de tus playas
donde yacen enterrados los tesoros
que abonaran tus caricias y tus besos
en mi viejo barco naufragado
-galeón que diera mil batallas
y hoy es ya desecho de arrecifes-

Mi respiro en tus pulmones lo he perdido
Y mi aliento se ha hecho presa de tus huellas
ya no quedan sino estelas espumosas
evocando tus cabellos de pleamares
Ni la luna ya se acuerda de mi tierra
ya no alumbra con su plata mi horizonte
ya no deja en mis silencios sus crecientes
ya no mengua ni siquiera en mis ponientes

Solo gatos se avecinan a mi encuentro
esos gatos que descubren sigilosos
el olor de los ratones moribundos
que han parido por alquimia mis pasiones
que han vertido por inercia mis deseos

Este espacio no es espacio...es estrecho
de corales afilados recubierto
este pecho ya no anida ni los vientos
que se quejan -sibilantes sin fronteras-
Este buque ya se ha hundido tantas veces
que no espera ya encontrarte en algún puerto,
es galeón que ha perdido hasta la quilla
y sus velas son raídas por fantasmas
de los días en que tuve entre mis manos
tu piel tersa, tus tesoros y mi adiós

lunes, 18 de octubre de 2010

Sin Ojos

Abro las persianas de mis ojos
abro las ventanas de esta alma
luces vanidosas se acercan cadereando
y sueltan sus embrujos de tierra y de silencio
se hospedan y se anidan sin permiso en mis pupilas
se hunden y se anclan sin piedad en mis retinas
y ya no tengo nada, ni sol ni voluntades
mis ojos se despegan de mi rostro acrisolado
y escapan tras los pasos de la dueña de mis huellas
y escapan tras la danza de sus mágicas caderas
y así me quedo ciego; con dos parches en la cara,
cual pirata clandestino lamentando las ausencias
de un buque que ha sufrido tempestades e inclemencias

sábado, 16 de octubre de 2010

Autopsia es este Amor

Autopsia es este amor que me naufraga hasta el abismo
sentado sobre un barco de irreales fantasías
y siento no son mías
las claras alegrías
de un cuento fabulista
que se hunde en un si mismo

Autopsia de reojo le hago a la agonía
tratando que el olvido no cuente mis aristas
ni sufra por mis cuitas
ni vaya a escabullirse
huyendo del dolor que tejen las orillas
del agua de tu cielo, de nubes de tus mares
de hartas lejanías curtidas de deidades
sembradas de cizaña, tendidas en los pozos
en que huyen mis reflejos siguiéndote los pasos

Autopsia dividida
me hace hoy la vida:
te siguen mis silencios
del todo desahuciados
y mueren mis deseos
de llanto acongojado;
cercados por las fuentes de besos que se han ido
detrás de los recuerdos de un tiempo ya dormido...

Noche Oscura

Las balas atraviesan mis invisibilidades
con la facilidad de un pica-hielo hundido en gelatina
¿cómo es que me pueden ver los fusiles del destiempo?
Mi camuflaje inútil y obsoleto me delata y me revela
a los ojos desorbitados que me observan sin clemencia:
son tus ojos de lumbre y de quimera
que alzan vuelo sin mis alas
y se alejan a otros cielos
sin más cuerpo que el etéreo devenir de mis silencios
sin más alma que una noche invencible y tan oscura;
tan oscura como el cura y su sotana
tan oscura como un ninja sin un sólo shuriken
tan oscura como un rostro sin su rostro
tan oscura como mi última esperanza
sacrificada por la historia
a los dioses de una guerra ya perdida
en un campo de batalla sin un rezo y sin aliados
tan oscura que es bondad la guillotina
tan oscura...tan...osc...

Duermes Mientras me desvelo

La noche cobija tu sueño dorado
mientras yo...de este otro lado
recuerdo tus sembradíos
tus praderas de amoríos
las alegres lucecitas de tu frente
los hoyuelos que labrados en tu faz
dibujábante  divina y más  sonriente
mientras tanto te besaba más y más

Distantes deseos

Me palpita el corazón por tus deseos
son retazos de tus luces irisadas
bajo lluvias de lágrimas de ausencia
entre arroyos de palabras musitadas.
Es tu nombre el que asalta mi delirio
es tu talle el que agobia mis sentidos
es tu aura la que tienta mi alma viva.

Las veredas se entrelazan en mis sueños
forjando encrucijadas con tus sendas
y no queda mas victoria que un suspiro
es el soplo de la gracia de tu aliento

Tan Distante

Cada clavo es un tormento
que me clavas aquí adentro
cada clavo es un dolor
tan mortal; demoledor,
que no puedo ni pensar
en que pienses pensamientos
tan distantes de mi aliento
tan lejanos de mi amor.

Cada beso que me quitas
es un beso que se pierde
es el beso que me muerde
si tu ausencia se desquita
con mi clamor balbuceante
¿Y no entiendes que ese amante
nada tiene que me falte?
Por tu piel de fino esmalte
y por tus labios de rosal
tatuar un beso que resalte
quiero yo sobre tu altar

miércoles, 13 de octubre de 2010

Trozos de tu ausencia

Recogí tantos trozos
de besos pesimistas
que la luna se escondió avergonzada-

Vergüenzas igualadas

a la trágica culpa
de un desplante asesino de deseos.

Deseo apabullado

por ecos de tu adios
devuelve a mi alacena tus ausencias.

Ausente me regresas

vestida de Domingo
en esta gris mañana que me inquieta.

Y son mis inquietudes

los trozos de tu abrazo
perdido en el silencio de mis limbos.

lunes, 11 de octubre de 2010

Nido de Caricias


La noche blande sus cuchillas titilantes
y el disco lunar languidece ante mi desespero
Una nota, una palabra, tan sólo un signo
bastaría para evocar auroras en mi frente
tan sólo pido ser el buque que naufrague en tus océanos
tan sólo quiero ser el aire que descienda a tus terruños
tan sólo pido estremecer tu geografía
con los arroyos que desbordan de mis ojos

Tan sólo quiero descifrar el bello código
que nebuliza tus deseos en hogueras
tan sólo quiero ser axioma en tus teoremas
con la verdad que me destruye lentamente
tan sólo amor te pido vida mía
tan sólo amor, amor, amor, amor eterno
para que aniden en tu pecho mis caricias
para que anclen en tus puertos mis querencias

Los tiempos que se han ido


Burbujas de nitrógeno
me bullen en las venas
mis manos ya cianóticas
te buscan entre versos
mis labios casi hipóxicos
evocan de tus besos
sus rojas emociones
de rosas y cayenas
y vuelan en su busca
cual tristes azulejos
vagando por los cielos
con alas malheridas...

Te busco en la fragancia
de flores florecidas
te busco en el perfume
de mieles y tomillos
de ramas y de esencias
de polvo de las hadas
y solo te consigo
en sueños de nostalgia
de tiempos que se han ido

Morir Naciendo


Es ilusión todo lo que vivimos
es tan solo la sombra de un momento
es solo sueño burla y aspaviento
porque empezamos a morir cuando nacimos.

Hacia la bruma ya nos dirigimos
con paso lento y sostenido y lento
cargando a cuestas; cual bulto, el lamento
de que empezamos a morir cuando nacimos.

La vida sigue su senda entre arrimos
hacia el sereno y cándido y friolento
minuto exacto del último aliento
y es que empezamos a morir cuando nacimos.

Alguna vez confiados nos sentimos
cuando brilla esperanza en nuestra vida
y sabemos lejana la partida
y es que gozando de una paz febrida
y de un hermoso y tierno firmamento
nos olvidamos del locuaz tormento
de estar muriendo desde que nacimos

Desquicia desquiciante



Desquicia desquiciante
en ojos tempestivos:
se engendran huracanes
y vientos de tormenta
en almas soberanas
y es todo por tu ausencia
es todo por distancias
que sangran doloridas
Saber que tú me sufres
aumenta mi dolor
saber que tú me lloras
me forja torrenciales
ciclones interiores
de lluvias tan eléctricas
-con rayos y centellas-
que todo lo destruyen:
mis huertos y mis bosques
mis junglas y mis prados
todo se hace desierto
adentro de mis pieles
si falta el semillero
de besos y caricias
que dabas en las noches
de mágicas baladas
y sueños sin fronteras
y tiempos sin edades
y cuerpos sin más freno
que todas las pasiones
que tú me provocaras

jueves, 7 de octubre de 2010

No te vayas


Necesito aun nutrirme de los versos de tu flora
necesito aun ternura desbordada de tus lunas
necesito la enramada que desciende de tu pelo
como liana que sostiene hasta mi último suspiro
Y requiero de tu aliento de nogales y magnolias
y requiero de tus besos con fragancia de jazmines
y requiero aun tus crines que son  bridas que me frenan
en mi trágica carrera hacia hoscas soledades.
No t e vayas, no te mueras
te suplico no me hundas en un pozo con hogueras
me lamento y lo lamento yo no quiero despedirme
de tu fresca lozanía de tu brillo matutino
no te vayas, no te mueras
o llévame contigo
a ese limbo clausurado que se esconde de los vivos
llévame primor a las más altas esferas
a esas nubes que te besan los deditos de los pies
cuando andas sobre ellas como en motas de algodón.
No te mueras, no te vayas, no sin mí
te lo ruego por favor

Nacer y morir


En la tela de las horas
te me enredas sin quererlo
los segundos nos aplauden
los minutos atesoran
la efímera lozanía
que se vierte gota a gota...
despilfarro de siluetas
que se arrugan con sus sombras

En el lienzo de los días
ya no corres ni te alejas
y es que estás ya tan lejana
que te corres hacia el rojo
carmesí que no regresa
ni se nota ya su ausencia
Este tiempo irrevocable
este Cronos coronado
el Saturno endiosado
por las notas de las cítaras
y las arpas y las liras
sigue vivo y tan vigente
que me trae sus pesadillas
entre gárgolas de fuego
y magmáticos vampiros.

Ya no muero cada hora,
ahora muero cada instante
y me ofende a mi esta muerte
que me oprime desde el vientre
desde el vientre de mi madre
Y es que comenzamos a morir
ya desde antes de nacer

miércoles, 6 de octubre de 2010

Desencuentro

Entre horizontes playeros
y silencios de ultramar

estaré esperando en duelo

tu solemne claudicar

como ave que ya no vuela

...
y cojea al caminar


martes, 5 de octubre de 2010

Dolor

Dolor aglutinado angustiado inhibido afligido y contrito
dolor clausurado en las cuevas entre estalactitas y estalagmitas
y bóvedas que descienden lentamente sobre las cabezas calvas
Dolor forajido abollado silenciado por lágrimas ausentes
y nudos de sogas y sogas de llanto en gargantas obstruidas por palabras mudas.

Dolor de ballena y de aceite de ballena y de pescador y de cardumen
dolor de venado y de cazador y de presa y de lobo y de oveja y de rebaño
dolor de cuernos invisibles pero abrumadores
Dolor furibundo iracundo nervioso rabioso
dolor de sangre que tiñe con tinta rosácea
los gritos de venganza de las páginas de la historia

Dolor agónico silenciado abnegado ahogado defraudado
dolor de viudas y de huérfanos sin memoria ni mañana ni deseos ni esperanzas
dolor de hormiga cargando el mundo a cuestas sin apoyo y sin ayuda
Dolor vehemente, arraigado, atroz, cadavérico y maloliente
Etéreo aroma  sanguinolento de pesadillas en plena vigilia:
Despiertan nuevamente los hórridos monstruos las calaveras los sarcófagos
los ataúdes los féretros las tumbas  las lápidas de las tumbas y sus siniestros epitafios
y todo se conjuga en un dolor tan sereno y tan cruel y tan divertido y tan funesto
como es el dolor que camina sobre el filo de una hojilla,
sobre el borde de una espada
un dolor de espinas que se crecen y se crecen...
hasta mutar en asesinas dagas

lunes, 4 de octubre de 2010

Derroteros del silencio


Los silencios que derrotan derroteros derrotados;
soledades tan soleadas como soles de espesura,
letanías que aletargan lejanías indisueltas,
y las fugas de fantasmas, de fonemas y de ruidos
no sospechan de tu ausencia de reloj sincronizado
no sospechan de tu gracia de sirena taciturna
de mis lutos, tus recelos, tus rencores y mi duelo
por amores moribundos que se niegan a morir
y persisten en nombrarte y agonizan para siempre
sin retornos ni finales que claudiquen los infiernos
sin veranos, sin otoños, sin más nada sino inviernos
con sus cierzos congelados, con sus nieves matutinas
con sus tórridas heladas de glaciares infinitos
con sus tiempos siderales extendidos al acaso
con mi llanto matutino desplegado en el ocaso

sábado, 2 de octubre de 2010

La vida

Dos rizos a la izquierda
una espiral descendente
dos rizos a la derecha
una espiral ascendente
una caída libre
en vertiginosa picada:
Solo quedan
una sonrisa de mármol y granito
una mirada granulada
y los restos de un estallido
junto a versos hechos  polvo