Buscar este blog

Cargando...

Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

jueves, 8 de marzo de 2012

Quiérase o no se quiera


Vamos hacia el poniente
con el Sol a las espaldas,
con el paso taciturno,
con la piel colma de escamas.

Llevamos a cuestas las camas
con sueños y pesadillas,
desencantos, maravillas,
con la sien llena de abrojos.

Nos reflejamos en ojos
como si fueran espejos
y con sonrisas forzadas
aplacamos reconcomios.

Pero cuántos manicomios
tienen sus puertas abiertas,
tienen por techo las nubes
tienen por piso la acera.

Quiérase o no se quiera
la vida es sólo un fragmento,
el instante de un momento
y una dicha que se espera
con el fragor de un lamento…

¡Quiérase o no se quiera!

Soledad Llanera


Bajo una luna dorada
a dos pasos del estero
bailan chigüire  y caimán
la danza del carnicero;
que es danza de vida y muerte.
Y alza el vuelo la bandada
de flamencos y de garzas
mientras sopla un viento fuerte
entre espigas de cebada
y entre las moras de zarzas.

Ya un cardenal se me esconde;
tremebundo y aterido,
en el pecho de su nido
y un azulejo se aleja
con el canto de un turpial
hacia  el viejo algodonal
que está detrás de mi oreja
mientras pregunto en dónde
dejé mi beso ceñido
si en la piel de tus valores
o en los labios de las flores.

Bajo una luna dorada
toca el cielo sus tambores:
si está llorando dolores
será que perdí; bien amada,
lo mejor de tus favores.

Y con tantos sin sabores
entre grillos y cigarras
con su estruendo de lamentos
se nos cubre de gabarras
la inmensidad de este llano
al caer los firmamentos.
Y las libélulas rozan
con su abdomen los estanques
con sus vuelos tan rasantes
que asemejan mi amorío;
pues casi me estrello en tu vientre
tiritando…triste y frío
mientras desbordose el río
de mis pasiones truncadas
por fatalista vertiente
en que hundí mis llamaradas.

El festín de los caimanes
es reflejo de mi sino;
Soledad es mi destino;
naufragado en mis desmanes…

martes, 8 de noviembre de 2011

Rompimiento



Gota a gota se abre un surco
tan hondo como tu llanto
tan vasto como el anhelo
de que te quiera tanto.

Y ya no encuentras consuelo
ni en las lágrimas rociadas
por pupilas destrozadas
aunque le quieras tanto.

Y no quedan emociones;
todo es gris, hueco, vano,
sin sonrisas ni canciones
pues le quisiste tanto...




lunes, 31 de octubre de 2011

Despedida

Y te digo que te quiero
susurrándolo a lo lejos
con un dejo de tristeza

Y la brisa y la pereza
confabulan en mi contra
y se alejan con mi verso
de tu espléndida ambrosía.

Y recuerdo fuiste mía
mas mis brazos no alcanzaron
a rodear tanta hermosura.

Y te pongo cara dura
mientras finjo no quererte;
y me alejo de tu esmero
como el ave migratoria.

Mi derrota es tu victoria
mi victoria es tu alegría
aunque lejos de mi piel...

Qué melosa está esta hiel
si me aferro a tu sonrisa
que hizo nido en mi memoria... 

sábado, 29 de octubre de 2011

Ausente





Ausente desdibujas tu silueta 
enfriando mi semblante moribundo; 
y tremebundo 
me inclino ante tu sombra inexpresiva 
ahogado por las lágrimas silentes 
que llueven de mis ojos lastimados 
por esa tu belleza que se aleja, 
helada, glacial, interrumpida 
por cruel sudario que amortaja.

Así... devastadora, me acorralas
bloqueando nuevamente mi camino
dejándome sin brújula ni sino;
sin hálito, sin tregua, sin destino.

lunes, 17 de octubre de 2011

Paradoja indescifrable



Las estrellas que tallaste en el silencio de mi noche
las conservo luminosas como cuando aún leías
esos versos de poetas junto a biblias y argumentos
como cuentos de planetas con la rosa recelosa 
vanidosa y solitaria...


Los ocasos y las albas me acompañan en secreto y sin historias
transformando mis adentros en paisajes predecibles e impensables:


Paradoja indescifrable: 
identificas mi silueta con la sombra de un instante
y la luz de una rendija que me mira con lujuria
me recuerda encrucijadas florecientes y olvidadas,
las veredas desgastadas que tejiéranse en tus pasos
desvanecen su energía esfumándose en la niebla.


La tiniebla del cerrojo es ahora mi compinche
es mi amiga es mi amante es mi boda y funeral
y tu luz está tan lejos, tan lejana inalcanzable
que me impide el olvidar...

Ya no puedo ni rezar
mucho menos ayunar.

No hay sosiego

No hay sosiego para el ciego cuyos ojos ya no ven...

Las hojas otoñales se dispersan en tus ojos
y el viento del estío se aleja en su navío

No hay tiempo en el tiempo sin tiempo ni relojes.

Las llamas cardenales aletean en tus labios
y el frío del lamento se congela en un momento.

Espacio sin espacio que despacio me acorrala.

Fragancia de jazmines que se arropa en tu silueta
y el colmo del ensueño me tortura entre tus sueños.

Abrigo sin abrigo y el silencio como amigo...

Estás y no estás, fantasmal, perturbadora:
como el aire que me asfixia y me revive
como el agua que me ahoga y me alimenta
como menta que marea y que acicala.

Y en la nada naufragamos
cada quién por su horizonte;
desfasados, alejados, aturdidos y embriagados
por un tiempo que no es tiempo sino inercia.

No hay sosiego para el ciego si sus ojos no te ven...




Pupilas Cansadas

Canto de cigarras entre ramas de mangos
con la lluvia soleada de parajes tropicales,
y paseamos charlando de verdades irreales
de mentiras añejas entre banalidades.

Con las cayenas a un lado, con los ramales de techo
nos sumergimos en albas de inexpugnable ternura
y nuestros besos remaban contra los vientos alisios
y las pupilas serenas se regalaban miradas.

Y las miradas inquietas se disparaban al cielo
buscando al Dios de Neruda entre los versos y el celo
y no había nadie en el mundo y a nadie necesitaba
bastaba el néctar del vientre que acariciaba mi piel...

Ya no hay cigarras cantando a los rayitos de sol
y las miradas regresan cansadas a tus pupilas
y las caricias se van junto a los besos de ayer
y sigo como enquistado en este añejo querer.

El mundo está tan repleto de caras sin expresión
y mis pupilas cansadas anidan sin corazón...




Entre cabellos


Si tus cabellos fueran emociones
entonces sería la brisa
mi desvelo y tu sonrisa.

Si mis cabellos fueran ilusiones
entonces sería el viento
tu mirada y mi lamento.

Si los cabellos fueran las pasiones
entonces serían las olas
mi pistilo y tus corolas.

Pero los cabellos...cabellos son
y aquesto que te escribo
es sólo una canción...

sábado, 15 de octubre de 2011

Icaro Hoy



Entre juegos de palabras se me esconden los arcanos
que se escurren como ríos de palabras desmedidas
ya sin vida
alienadas
destinadas
a la nada.

Entre juegos de palabras que me encantan y arrebatan
se extravían los secretos de los siglos y las eras
como verdes mocedades que boscosas se reflejan
en bucólicos parajes; panoramas insensibles
que se vierten como agujas desde lo alto de los cielos
y mis alas, ay mis alas chamuscadas por los soles del Olimpo
ya no aguantan este peso descubierto por las faltas.

Y es que Icaro, mi espejo,
no sabía qué tan lejos el hidrógeno encendía...
no sabía qué tan cerca su reflejo se implotaba

Que más da
ya llegamos a La Luna
y hasta el Sol
ya es un paseo
...casi un paseo

Divagaciones



El silencio del silencio en el silencio de las almas
silenciado por los brotes de los bordes de las llamas
me recuerda las ingratas melodías de una cama
entre comas y más comas y entre puntos suspensivos;
suspendidos y evasivos.


Sólo quedan unos cuantos parvularios en la mente
sólo escoria de una vida indefinida 
entre pedazos de memorias que se esfuman impalpables
como heladas en los día calurosos.


Y borrosos...
los recuerdos no recuerdan sino cortes tremebundos
sin romances ni paseos ni besitos de mejillas 
ni platónicos augurios ni los pasos aprendidos en pareja
como danza, como baile, como risas, como amores...


No hay dolor sin el dolor que no se siente si se enciende
la insensible insensatez de corolarios o teorías y anatemas
y los temas que quedaron se presentan espectrales
invisibles, invencibles, y deformes y mortales.


Tan mortales como pieles asoleadas en la orilla del salitre
tan saladas, salobreñas, sazonadas y encurtidas
como vidas despedidas sin adioses...

sábado, 9 de julio de 2011

La Felicidad


La felicidad se parece a Santa CLaus
se parece a la cigüeña
se parece al niño Jesús y sus reyes magos.
La felicidad es una promesa que nunca llega
una mentira que todos creen
una limosna que nadie entrega.
La felicidad no existe
es una fantasía, un cuento de hadas
tan sólo un mito...

Foto tomada de Google imágenes

viernes, 8 de julio de 2011

Azul es el recuerdo


Azul es el recuerdo de tu enagua
rozada por la luz de mis pupilas
rosada en el trasluz de tu ensenada
y aguada con el soplo de mis días.

Azul es la mirada casi ecuestre
cabalga sobre llantos de agonías
y trota sobre valles de sangrías.
Relincha con el sueño de una hoguera
que quísote encender en mi poesía.

Azules que llamean en los cielos
y bajan a besar el horizonte
y se hunden en los mares de mis nortes:
naufragan y saltando suavemente
-cual gotas de vapor tan azulado
que llueve en las riberas de vaguadas-
se llueven como gotas de rocío
en llantos de un pasado que no es mío...

Azules encendidos por los fuegos
de amores dibujados en las almas
son nuestros, no son nuestros...¡quién lo sabe!
tan sólo sus retazos nos susurran
los muerdos que nos nutren de memorias
tan hondas, invadentes y emotivas...


Fotos tomadas de Google imágenes


martes, 28 de junio de 2011

Fragmentos de una historia inacabada


Y lloras con el llanto del ausente
y gimes con dolor de vieja fuente;
no tañen las campanas por los dientes
ni juran tardo amor si no hay simientes.

Y ayunas por los días ya menguados
y adviertes un dolor apaciguado;
se vienen sin aviso y ya estropeados
linderos de un pasado ya pisado.

Y vierten los silencios sus venganzas
sin sueños ni ilusiones ni alabanzas,
y el todo se derrumba inmaculado
con trozos de un adiós ya naufragado.

Y emplazan los secretos sus destinos
y abrasan pedernales endocrinos;
no quedan más sonrisas sin su llanto
ni llueven aguamieles si hay quebranto.

La vida…ay la vida tan enhiesta
se encumbra como diosa sobre cuesta
y luego sin aviso y sin protesta
desploma todo triunfo;  por respuesta.

La vida…ay la vida fraudulenta;
a veces tan mansita y tan violenta,
a veces tan festiva y tan atenta
nos deja como impronta magna afrenta
si bulle en nuestras venas la sangrienta
consigna que nos tienta y que nos tienta…

Y lloras con el llanto del difunto
y todo se te engulle en un conjunto
de piezas fragmentarias cual astillas
y esquirlas recibidas de rodillas;
fragmentos de una historia inacabada
que augura conclusión amurallada…

Imagen de Google imágenes

miércoles, 1 de junio de 2011

Mi Destino



Mis pisadas en tu arena estaban 
y la marea de tu llanto 
las borraron para siempre.


Desorientado ahora
ya no sé ni en dónde hallarte




sábado, 28 de mayo de 2011

Volviendo sin volver


Si abraso con mi abrazo,
si aqueja este lamento,
será quizás el viento
quién traiga otro retazo
del beso que has sembrado
en mi alma de azotado.

Y si mi abrazo abrasa,
si mi lamento mella,
será quizás la estrella
quién done de su brasa
y encienda nueva hoguera
en mi alma de quimera.

Y si este verso hiere
la luz de tu intelecto,
tú piensa si es más recto
el que ama porque quiere
o aquél que se atesora
tu gracia de señora
cual fuera otro trofeo.

-De su soberbia es reo-

(Amor; tiendo mi mano)

Tú piensa si es más sano
querer porque se quiere
y amar lo que se muere
o darse por promesas
hipócritas y aviesas.

Pues yo tiendo mi mano
y  te hago de villano
-Saludo necesario-
y al lomo de un Rosario
me voy tejiendo cuitas
dejando las bonitas
virtudes de tu ayer
talladas a mi ser
sellando este querer…

¡Volviendo sin volver!

Desencantos

Dicen las malas lenguas
que el que vive de ilusiones
-mengua y crece, crece y mengua-
muere de desencantos.

Y los desencantos llegaron;
-no tardaron, no tardaron-
agua que no he de beber:
aunque apriete bien las manos
no dejará de correr.
Aunque acerroje mi abrazo,
aunque te soldé a mi pecho,
de tu amor no quedó nada,
ni el más mínimo despecho.

sábado, 21 de mayo de 2011

Infancia


Desentierro del pasado las migajas
de sonrisas, carcajadas y canciones
son tan pocas entre tantos nubarrones
como pocas fueron siempre mis ventajas.

¿los felices pensamientos? nunca tuve
ni jamás el polvo de hadas tendría efecto
ni las alas me entregaron tal afecto
de llevarme hasta lo alto de una nube...

¿fui bandido? ¿fui demonio? ¿fui querube?
tal vez todos a la vez y con complejos
pues faltáronle a mi alma los consejos
-es sabido: siempre baja lo que sube-
para ser el angelito de mamá
para ser el admirado de papá...

No me quejo, tanto tiempo ya ha pasado
que no siento ni lamento ni me quejo
¿los felices pensamientos?: desolado
y que importa si el edén es sueño viejo...




miércoles, 18 de mayo de 2011

Recaída



Y regresas otra vez como si nada
nuevamente con tu cara tan lavada;
con la muerte encadenada a tu atavío
me susurras nuevamente: ¡Ya eres mío!

Y me enfrentas al dolor de la renuncia
y me retas a otro nuevo enfrentamiento
y el conflicto que me inunda el pensamiento
nuevamente me hace mella con su astucia.

Pero el miedo ya no viene galopando:
-Todos mueren, nadie queda por semilla-
(No hay palizas, ni correas, ni la hebilla
que curtiera nuestras pieles con su mando)

Ya no hay rabia que destroce mi inocencia;
ni inocencia que salvar de sus derrotas,
¿esperanzas e ilusiones?: ¡todas rotas!
-La paciencia es mi virtud es la paciencia-

Ya no estorbo ni molesto ni avergüenzo;
ni me escondo en mis autismos fraudulentos
ni reprimo sentimientos en un lienzo
de funestas tempestades y tormentos.

Soy sereno, pacifista y adorable
soy sincero, soy cordial y soy amable
solitario, solidario y soliviante
soy la esencia más profunda de un calmante…

¿Y regresas otra vez como si nada?
¡nuevamente; ¿con tu cara tan lavada?!
Con la muerte acurrucada a tu extravío
me susurras nuevamente: ¡¿Ya eres mío?!

martes, 1 de marzo de 2011

Amor Impotente (o la roca posesiva)

(Escrito entre el 1980 y el 1984, no recuerdo bien cuándo)

La roca posesiva
agiganta sus pretensiones sobre la arena,
empequeñece sus dones ante la ola
y se vuelve potente ante el impermeable velo
que cubre la magna Tierra.

Amor imponente
creces con la llama
que alimenta un fuego eterno…
inextinguible;
y te dilatas ante la resolución agresiva
de aquel que acepta con orgullo su castigo
y ofrece con humildad sus dones.

Te apagas pero
ante las gélidas aguas
de tus mismas palabras hipócritas
que hieren cuales dardos venenosos
a un ya demasiado sufrido corazón.

Después desapareces
bajo la grotesca soberbia
que aflora de tu piel
con tu olor fétido, agonizante, hediondo
amor impotente